De repente en lo profundo del bosque - Amos Oz

Amos Oz, Israel  (1939).

Aunque los relatos fabulados no me atraen especialmente y por momentos quería dejarlo, al final disfruté de un cuento que posee un trasfondo muy significativo, ya que el asunto analizado de una manera completamente simbólica puede referirse tanto a niños como a adultos.

Por un lado, siempre hay seres bondadosos pero marginados que claman por la aceptación a cualquier costo, mientras que los demás procuran hacer leña del árbol caído, a través de la fuerza de la burla y el desprecio. Y es que el hecho de ser distinto no tiene por que presuponer una característica forzosamente negativa, pero es cierto que este tipo de separación orilla al afectado a verse envuelto en sentimientos de venganza, envidia, amargura y, peor aún, al desarraigo que todo esto podría acarrear. Algunas de las cuestiones principales que surgen tras esta lectura son: ¿porqué tengo que parecerme a los otros?, ¿por qué si soy distinto nadie logra comprender que soy tan valioso como el que más?

La relación hombre-animal sirve en este caso para mostrar la bondad primaria y esencial de la nauraleza:
"Pero en la lengua de las criaturas no hay ninguna palabra cuyo objetivo sea humillar o burlarse. Eso no."

Amos Oz hace gala de su ingenio al mostrar toda una enseñanza de vida donde la aceptación y la tolerancia formarían parte primordial de la sana –que no perfecta- convivencia en este mundo.

No comments:

Post a Comment