El palacio de los sueños - Ismaíl Kadaré

 Kadaré es un prolífico escritor albanés nacido en 1936; uno de los grandes narradores de la actualidad.

El palacio de los sueños es una obra que pretende criticar simbólicamente toda una realidad totalitaria en Albania. Presenta una estructura narrativa bastante sencilla, pese al tema, y se lee con mucha fluidez .
El relato está ambientado en el palacio en el que se controlan los sueños. Estos serían considerados como "señales divinas depositadas por Alá en los cerebros humanos dormidos".

Me detuve un poco en el momento en que el absurdo se hace patente (que no presente al estar allí desde un principio), cuando el Visir le abre los ojos a su sobrino ante una realidad que éste prefiere evadir: muchos de los Sueños Maestros no son más que invenciones que utiliza el gobierno de acuerdo a su conveniencia, de las cuales se desprenden innumerables crímenes. Toda una institución creada, por lo tanto, para darle credibilidad a las acciones de los poderosos.

Entonces, la idea de ciencia ficción que de alguna manera se percibe en un principio, terminaría aquí, al no ser "reales" los procedimientos, sino completamente inventados en aras de un fin determinado.

En mi recorrido por las páginas donde el protagonista caminaba por los laberínticos pasillos de los sueños, escuchando los diferentes títulos inquitantes, me vino a la mente La Divina Comedia, como si de los distintos círculos infernales se tratase. La propia humanidad de Mark-Alem se ve seriamente afectada e influenciada por ese ambiente absorbente y hostil, al grado de que en un momento dado el mundo exterior le parece soso, sin color. El hecho de anquilosar -en extremo- la personalidad en ese tipo de instituciones es aterradora.

El elemento fantástico que me pareció curioso y que quiero destacar aquí es el de cuando los caballos no se movían ante "el peso de un sueño oscuro", al menos en la febril imaginación de uno de los encargados de transportar los sueños de un sitio a otro. Es imposible detener la inventiva popular que no para ante una creencia (adoptada o impuesta).

Me encantó el final, de alguna manera esperanzador, al menos en el espíritu del protagonista que alcanza a vislumbrar al mundo, por un instante, en su justa dimensión.

2 comments:

  1. Pues me parece interesantísimo este libro, Andrómeda.
    Yo leí hace tiempo El Viaje nupcial y no sé si alguno mñas de Kadaré, y me pareció que creaba unas atmósferas especiales, misteriosas, en fin, muy atractivas. Creo que me apuntaré a leer éste.

    ReplyDelete
  2. Yo también quiero leer otras obras de Kadaré; esta primera lectura me dejó impresionada. Gran escritor.
    Gracias Ariodante, un saludo.

    ReplyDelete