El mercader de alfombras - Phillip Lopate

Libros del Asteroide, 2007.
Escritor judeo-norteamericano (Nueva York, 1943).

Cyrus Irani representa la indiferencia y la falta de iniciativa al extremo. Poseído por la desidia, deja que la vida lo arrastre en su interminable vaivén sin ser capaz de tomar, de una vez por todas, alguna decisión. Es tan cruda la falta de motivación en su existencia, que incluso la vaga idea del suicidio cruza por su mente, no porque piense llevarla a cabo, sino porque lo remite a su propia manera de ser: para qué molestarse en buscar opciones si resultaría más sencillo tomar esa resolución. Esta característica también se ve reflejada en la relación que entabla -no hace falta decir que superficialmente- con sus semejantes; con su familia, con su religión.

Es un ser tan inseguro que nunca logra obtener la determinación necesaria para actuar; que se ve atrapado en ensoñaciones que lo llevan hacia otros periodos de su vida, quizá más placenteros (pero no más felices), y que está incapacitado para buscar alguna medida encaminada a beneficiarle, a procurarle dicha y bienestar.
Su negocio de alfombras está por arruinarse -con el aumento al alquiler-, y ni por eso es capaz de hacer algo distinto a prolongar, en lo posible, una situación que le resulta protectoramente familiar.
Al final, un suceso fortuito pone su vida en manos del destino.

El camino ahora tomado, producto de las circunstancias, hace que su vida mejore considerablemente, pero no deja de ser significativa cierta derrota. Todo tiene su momento y hay que saber aprovecharlo. Cyrus ha corrido con suerte, de cualquier manera, y no deja de haber una esperanza:
"Su estoicismo empezaba a anquilosarse, necesitaba una filosofía de la vida que fuese más sustancial y nutritiva."

Se trata de una historia compacta, sin rodeos. El asunto de las alfombras y de la religión de Cyrus -el zoroastrismo- se abordan de manera concisa e interesante. Por momentos me pareció incluso mágica la manera de describir los encantos de una alfombra en la que se nota el paso del tiempo:
“Lo que le impulsaba a amar aquel kilim tan gastado, era, comprensiblemente, el proceso de maduración, el brillo interior de los matices latentes ocultos por la suciedad y el encanto del abrash allí donde el tinte se había desvaído de forma desigual…”
Por otra parte, la soledad que tantas veces se vive en algunas de las grandes ciudades es estremecedora. Y digo "algunas" porque este factor es eminentemente cultural. Los estímulos sensoriales están también muy presentes en este libro, más de lo que pudiera pensarse: los recursos táctiles y olfativos predominan tanto en presencias como en reminiscencias.

Para terminar dejo aquí esta cita tan digna de ser mencionada:
"No te angusties, pues el que se angustia deja de disfrutar del mundo y del espíritu, y su cuerpo y su mente se empequeñecen."
Zaratustra.

5 comments:

  1. Hola, debo decir que lees muy rapido, y eso esta muy bien, pues asi me puedes recomendar lecturas interesantes. Yo creo que lo que el personaje tiene se puede comparar con lo que se llama depresión, pocas ganas de hacer las cosas, sin ser capaz de tomar cualquier decision, por tonta que parezca. ¿es inseguro o esta deprimido?

    ReplyDelete
  2. Yo creo que la falta de ánimo para hacer las cosas bien podría identificarse con la depresión, ¿no crees Gina? Por añadidura, es inseguro también (él mismo lo reconoce). He comprado varios libros de esta editorial (Libros del Asteroide), ya te iré contando, ojalá que pudieras ir leyendo algunos. :)

    ReplyDelete
  3. te deje un comentario en el libro de Joyce a Nora Bernacle.
    pasé, leí y saludos

    ReplyDelete
  4. Andromeda, que tal, solo queria comentarte que ya leimos hace mucho ese libro, ¿no es el que nos prestaron alguna vez? tengo la impresion de que ya lo lei, hace algunos años,pero no estoy segura. Espero que lo termines para que nos comentes de este libro. Yo estoy leyendo el valle de los caballos, que es continuacion de el Clan de Oso cavernario, ¿los has leido? me parecen muy buenos. Te mando un beso. Gina,
    PD hay que ver la peli de angeles mastreta, se ve interesante, ya vi los avances.

    ReplyDelete
  5. No, Gina, esta editorial lleva poco tiempo en el mercado (Libros del Asteroide) y la primera edición de la novela (en español) es de 2007.
    De hecho yo no conocía a este autor. :)

    Gracias Mariano, voy a las Cartas.

    Saludos.

    ReplyDelete