Expiación - Ian McEwan

Escritor inglés, 1948.

En esta novela se desvela la parte más intrincada y oculta de las relaciones humanas; incluso diría, ese lado tenebroso que el autor nos va mostrando a través de una introspección penetrante.
El estilo apretado, profuso y tan lleno de bellas imágenes admirablemente descritas, resulta especialmente envolvente.

Leí una primera parte tan intensa que lo poco que se va intercalando en la segunda (acerca de lo tratado en la misma), quizá no sea suficiente como para sostener la atención –de igual manera, ya que el cambio de registro se vuelve algo pesado, aunque también es cierto que varias de esas páginas son realmente interesantes y esclarecedoras. No quiero dar a entender con esto que el libro deje de ser estupendo; creo que la sensación de disminución en la intensidad del relato sucede porque la tensión acumulada al principio de la novela tarda en encontrar una vía de escape (sin la continuación inmediata de los sucesos principales).

En esta obra se manejan también en forma excelente todos los sentimientos que puede suscitar un acontecimiento de las dimensiones que conlleva la calumnia, que van desde la posible maldad e indiferencia que llega a manifestar una criatura, hasta la urgente necesidad -madura y pensada- de redimir la culpa que no deja vivir a quien la asume plenamente. Las terribles vivencias de la protagonista -Briony- como enfermera, se acentúan por el hecho de que las acepta con el propósito más sincero de purgar su pecado.

De cualquier manera, no deja de sorprender el que unas cuantas palabras inocentes, escritas en privado y enviadas por error, hayan desatado una serie de sucesos tan lamentables y sin retorno.
Me parece muy significativa la parte en que se habla de la novela (dentro de la novela) que Briony envió a una editorial, en la cual encubrió los hechos inventando un "relato ligero". Creo que esto nos prepara para comprender el ingenioso giro que el autor da a la novela en las últimas páginas, en las cuales ella podrá imaginar un desenlace distinto, lo que nos llevará a cuestionarnos la veracidad de todo lo escrito anteriormente.

Cierta o no, la situación planteada y desarrollada es completamente creíble, y creo que se necesita un espíritu muy sensible -como el de la protagonista-, para aceptar la culpa y la expiación.

5 comments:

  1. Una novela preciosa, la leí hace un par de años y que maravillado. Esta novela estuvo en la estantería de la biblioteca donde trabajo por varios meses, sin que nadie la leyera , hasta que un día salio la película y paso de ser una novela con poca demanda a frecuentar la sección de apartados en deposito.
    Cosas de libros y cines.
    Otra novela buenísima de Mc Ewan es el placer del viajero.
    saludos

    ReplyDelete
  2. ¿Verdad? A mí también me encantó. Ya leí Sábado y tengo pendiente Chesil Beach. Me apunto también El placer del Viajero. Mil gracias por la visita y la recomendación.

    Un saludo. :)

    ReplyDelete
  3. A mi también me gustó mucho la novela. He leído unas cuantas obras más de McEwan, pero creo que esta es la que más me ha gustado. Vi la película hace poco, y fue curioso: no sabía que estaba basada en el libro y poco a poco, empezó a entrarme una sensación de dejá vù, de haberlo visto antes, y era estreno, hasta que al final me di cuenta de todo.
    Es cierto, que el final se presta a una cierta visión abierta del tema. En fin, enhorabuena por tu reseña y por tu blog. Procuraré pasarme a menudo por aqui.

    ReplyDelete
  4. Yo tengo pendiente la película, por una u otra razón no he podido verla. :(
    Por cierto, ¡excelentes tus reseñas! :)

    http://www.la2revelacion.com/

    ReplyDelete
  5. Gracias, Andrómeda...hago lo que puedo. Me alegro que te hayan gustado.

    ReplyDelete