Aura - Carlos Fuentes

Ediciones Era, 1992 (1962).
Carlos Fuentes, escritor mexicano, 1928.

Aura es, por mucho, una obra verdaderamente fascinante en la cual la idea del amor sobrepasa cualquier límite temporal y corpóreo.
Valiéndose de artimañas mágicas (quizá de gatos y plantas, entre otras cosas), Consuelo logra materializar a su juventud en Aura, para así reencontrarse con su amado, difunto, reencarnado y abrumadoramente joven esposo; traspasando cualquier umbral que impida la sublime unión.

Los diversos elementos narrativos utilizados para descifrar -en lo posible- los fantásticos acontecimientos, se van dando de manera sutil y velada (son tan sólo indicios), aunque la lógica no aplique a esta obra en la cual lo onírico y fantástico se confunden con la tan probable como improbable realidad de una dimensión distinta.

Desde los tiempos del General Llorente, su esposa Consuelo logró -sí bien no hijos- "crear" a su juventud. En sus cartas, el difunto esposo habla de la manera en que un "ángel" puede convertirse en "demonio", y la escena en que la encuentra -con las piernas abiertas- martirizando a un gato, deja mucho a la imaginación. Siendo Consuelo viuda y víctima de la vejez más extrema, publica un mensaje en un periódico, el cual está dirigido a Felipe y sólo a Felipe, quien acude a la casa donde encuentra a la chica de ojos verdes, que lo deslumbra y atrae desde un principio. Es curiosa la manera en que Aura sólo puede "permanecer" tres días: el primero, en el que aparece como una bella y fresca muchacha (de unos 20 años); el segundo nos muestra a una mujer hermosa y madura (40) y, finalmente, se cubre la faz con un velo verde para confundirse con la señora Consuelo (en esa última alucinante escena en que se la describe como un viejo y arrugado pergamino), quien asegura que conseguirá la fuerza necesaria para recobrar la lozanía indispensable, y así poder amar y ser amada, sin barreras de ningún tipo, por el mismo hombre, por su hombre.

Antes viejo, ahora joven; antes joven, ahora anciana, sin importar los medios utilizados, quizá terribles y perversos, la esencia y el sentimiento que los unen permanecen, de una u otra manera.
Es un relato bellísimo, de mis favoritos.

7 comments:

  1. Entre este y el de Kawabata se me hace agua la boca!
    Muy tentadoras tus reseñas, llenas de imágenes; no quedará otra que hacerte caso.

    ReplyDelete
  2. Espero que te guste "Aura" (especialmente). El ambiente es verdaderamente alucinante.

    De Kawabata me gustó mucho "La casa de las bellas...", pero mi favorito hasta ahora es "Mil grullas". Ya verás que imágenes tan bellas.
    ¡Un abrazo!

    ReplyDelete
  3. Por cómo escribes la reseña se nota que te gusta mucho (además ya otras veces te he leído hablar bien de este libro). Parece fascinante, con ese toque fantástico... una historia de amor impresionante.
    Me han entrado muchas ganas de leerlo. Babel.

    ReplyDelete
  4. Es un relato muy corto (se lee en una sentada). Seguro que te va a gustar. :)

    ReplyDelete
  5. De fuentes me gustaría leer La muerte de Artemio Cruz. Comencé a leer algunas novelas de este autor pero a todas las dejé por la mitad, ya vendrá su tiempo.

    saludos

    ReplyDelete
  6. Hola:
    Muy buena reseña de un gran relato de Fuentes. Lo que siempre me ha llamado la atención de él es que no se limita al tema único (el doble, la persistencia, la inmortalidad, la venganza, etc.) sino que los conjuga todos en una unidad coherente, que vuelve todavía más misterioso y alucinado el relato.
    Es una gran obra de la literatura fantástica y de la otra.
    Un saludo!

    ReplyDelete
  7. Leí hace poco "La muerte de Artemio Cruz", Mariano. Es una novela muy interesante en la que hay que ir reconstuyendo la historia en base a tres tipos de narrador.
    Quizá "Las buenas conciencias" sea un buen libro para empezar.

    Cierto que Fuentes maneja todo tipo de temas, Lluís, desde la realidad más descarnada hasta los elementos oníricos y mágicos más inquietantes.
    Me falta mucho por leerle (cosa que no debería ocurrir en mi caso), así que próximamente tendré que remediarlo (llevo medio año diciendo esto). :(

    Saludos, chicos!

    ReplyDelete