Bordados - Marjane Satrapi


Norma Editorial, 2008. 
Novelista gráfica, 1969.
Broderies s. fem. pl.

1. Bordado. // Adorno de un tejido o una piel con cosidos hechos en relieve.
2. Cotilleo. // Difusión o narración de chismes entre varias personas.
3. Reconstrucción quirúrgica del himen para simular la conservación de la virginidad.
4. Título original francés de Bordados, de Marjane Satrapi.

Marjane Satrapi (Irán, I969) es autora de la aclamada novela gráfica Persépolis, la cual le otorgó varios premios y excelentes críticas.  Bordados es una obra mucho menos ambiciosa, pero que transmite con igual fuerza la situación de la mujer iraní. En ella podemos reconocer el mismo trazo sencillo y monocromático de los gráficos, así como la expresión humorística que hace de los temas más complejos una delicia sin menoscabo a la atención en las cuestiones principales que la autora desea transmitir.


Tras una comida con familiares e invitados, los hombres asumen la costumbre de tomar la siesta mientras las mujeres se disponen a conversar en torno al té previamente preparado en el samovar:
“Todas nos reuníamos alrededor de la bebida con el fin de dedicarnos a nuestra actividad preferida: la conversación.” 

Se trata de una lectura muy cotidiana que nos va relatando el sentir y el pensar de la mujer musulmana a través de una desmitificadora charla en la que se desmenuzan vidas propias y ajenas:
"Hablar a espaldas de otros sirve para airear el corazón."

El carácter de esta obra es ingenioso y mordaz,  pero el contenido refleja la vida tan dura a la que se han enfrentado las mujeres por generaciones en el terreno sentimental y sexual. El viejo tema sobre el valor de la virginidad las perturba a tal grado que buscan mil soluciones para dar la impresión de pureza y es por eso que el asunto de los “bordados” aparece en la conversación, así como muchos otros que detallan los obstáculos y dificultades que se van presentando a lo largo de sus vidas, tales como la infidelidad, el afán por conseguir el objetivo deseado -que en la mayoría de los casos se traduce en un matrimonio conveniente-, o el hecho más simple de pretender conservar lo que ya se tiene, lo cual es motivo de preocupación constante.  A esto se añade una buena dosis de ignorancia a través de quien declara no haber visto jamás el pene de su marido a pesar de tener varios hijos, o de la ingenuidad en la joven que cree todo lo que un hombre taimado y de más edad le promete.

Es por esto que cuestiones como el “estrechamiento de vagina”, la cirugía estética o la constante admiración hacia la mujer occidental en función de la libertad social y sexual que presume, se convierten en tema central de estas reuniones.  

 El hombre en Bordados no queda muy bien parado: es quien abusa de la condición inferior de la mujer aunque con frecuencia es ridiculizado ante la inmensa inventiva que el sexo opuesto despliega en el intento de pasar la vida con todas las ventajas posibles. 
Por otra parte, también se hace alusión a la liberación ideológica de varias familias que permiten a sus hijas elegir marido, mientras se relata en retrospectiva alguna anécdota de la típica mujer/niña obligada a casarse con un anciano.

Tiempos pasados y modernos confluyen en este anecdotario que permite internarse un poco más en la concepción de un mundo masculino que ha reprimido a la mujer desde tiempos inmemoriales, lo cual propicia el ingreso a un universo femenino fascinante y cargado de interesantes resquicios emancipadores.


2 comments:

  1. Vi y tengo por casa, la película de Persépolis. Me gustó mucho. El libro aún está en la larga lista de libros por adquirir y/o leer. Este que nombras, me encantaría leerlo. Ese momento de mujeres tomando té, tiene que ser muy interesante. Es cierto, las mujeres de origen musulman es algo que tienen muy incorporado.
    Como siempre, me encanta como redactas las impresiones que los libros te dejan. Y las fotografías que acompañan al texto, muy apropiadas.
    Un abrazo!!

    ReplyDelete
  2. María, si te gustó la película de Persépolis seguro que el libro te va a encantar, al igual que Bordados o Pollo con ciruelas. Ojalá que te animes con alguno. :)
    Gracias, ¡un abrazo!!

    ReplyDelete