Cuatro hermanas – Jetta Carleton


Libros del Asteroide, 2010. 
Escritora norteamericana (1913-1999).

Es difícil asimilar que Jetta Carleton haya iniciado y finalizado su labor como escritora con esta única y amena novela que aborda la vida de una familia a través del tiempo y que se encuentra enmarcada en una granja en el Missouri de la primera mitad del siglo XX. 

"Era verano, la vida se expandía con los rayos del sol. Podíamos bañarnos arriba, lavar la ropa a la sombra del melocotonero y planchar bajo la brisa y el porche trasero. La casa parecía más alta, más amplia, más bonita. Las estufas se guardaban en el depósito de carbón y las mesas se cubrían de flores".

Matthew y Callie son los padres de cuatro muchachas –Jessica, Leonie, Mathy y Mary Jo- que nos irán descubriendo sus peculiaridades desde la infancia. El estilo de la autora es sencillo y nutrido en anécdotas de todo tipo que van forjando un cuadro encantador a través del perfil psicológico de cada uno de los personajes. Asimismo, aromas, ambientes  y sabores propios de la vida rural inundan la narración mientras que en torno a ciertos acontecimientos se recrea una auténtica tensión que contribuye a mantener el interés por la trama.  

La historia comienza en primera persona bajo la voz de Mary Jo, la más joven de las hijas, que recuerda especialmente un verano de los años cincuenta cuando sus padres eran ya ancianos y sus hermanas mujeres mayores. A partir de este capítulo introductorio, el relato pasa a tercera persona y el narrador cobra tintes omniscientes que van describiendo en retrospectiva los procesos interiores de los protagonistas. 

La novela gira en torno a los padres, es en ellos en quienes se centra la pluma de la escritora, tanto individualmente como en pareja y por medio del desarrollo de sus hijas.  Matthew, por tanto, es uno de los personajes mejor analizados: hombre responsable, taciturno y siempre pendiente de conservar su prestigio, pero el trabajo en un colegio deja al descubierto una parte suya no muy agradable, ya que se siente atraído por las jóvenes alumnas. Este aspecto será recurrente y afectará su matrimonio de acuerdo al desarrollo de los acontecimientos con la chica en turno mientras que Callie, su mujer, se limitará a percibirlos en forma difusa y actuar en consecuencia para conservar al esposo a su lado. 

Otro aspecto relevante en cuanto a esta relación es el camino paralelo pero a la vez tan distinto que surge entre ellos a pesar de que habían iniciado la vida en común en condiciones educativas similares.  Matthew decide continuar sus estudios y convertirse en un culto profesor, mientras que ella, apoyándolo en todo momento, se repliega a las tareas maternales sin la más mínima curiosidad intelectual que en cambio surge en él con una fortaleza inquebrantable.  Estas diferencias se sortean mediante el silencioso conflicto tan habitual en muchos casos en los que logran compartirse varios aspectos de la vida mientras que otros quedan fuera del alcance de uno de los cónyuges, dando origen a una convivencia agridulce y nunca plenamente colmada. 

En este ámbito se desarrollan las cálidas e interesantes historias de sus cuatro hijas, a través de las cuales y en forma distinta el lector incursiona en la vida del campo y de la ciudad, en el despertar al amor, las turbulencias adolescentes, los sinsabores de la pérdida o el sufrimiento ante la muerte y en el regreso a casa en los veranos campestres para disfrutar, al lado de sus padres, el ocaso de la existencia de estos. El valor de la familia, discurso primordial en esta obra, se resume en este pensamiento de Mary Jo: 
"¿Qué iba a hacer cuando estos días terminaran?  No nos quedaban muchos, pues estábamos haciéndonos mayores. ¿Y cómo aprendería a vivir sin mi familia? Yo, que los necesitaba tan poco, que podía estar sin ellos todo el año, ¿qué haría sin ellos?"
The Moonflower Vine es el maravilloso título original de esta novela, al ser el florecimiento de esta planta el acontecimiento más esperado que propiciaba una ineludible y gozosa unión familiar. 
"Ahora las flores resaltaban blancas en la oscura enredadera y llenaban el aire con el perfume dulce y ligeramente amargo de su primer y último aliento. […] El florecimiento de las damas de noche era una especie de milagro y, como todos los milagros auténticos, tenía el poder de sanar." 
La religiosidad traducida en el temor a Dios y en el miedo a perder las "buenas costumbres" también aparece con fuerza en algunos de los personajes, complementando el agradable fresco rural.

Esta obra no aporta sorpresas estilísticas pero dentro de su simplicidad está muy bien escrita. Las prodigiosas descripciones, las múltiples perspectivas y el tono siempre nostálgico ante el pasado perdido y rememorado, además de un presente aún dichoso, nos entregan una lectura cautivadora.         

                              *Imagen tomada de Internet                                                                                                                                                                    

20 comments:

  1. La tengo en casa desde hace mucho, a vwer si me decido a leerla! Genial reseña!

    ReplyDelete
  2. Me gusta mucho esta editorial, tiene libros muy buenos y este es uno de los que tengo ganas de leer

    ReplyDelete
  3. Muchas gracias, Lectora de tot, seguramente te va a encantar. :)
    ¡Un saludo!

    A mí también me gusta mucho, Tatty, ninguno de los libros de esa editorial me ha decepcionado.
    Gracias por la visita, ¡un saludo!

    ReplyDelete
  4. De pronto me acordé de mis vacaciones y luego la nostalgia que siento al recordar ... los parajes, la convivencia en familia, las anecdotas que se acumulan y luego por una o por otra vuelven a ti cuando ni en sueños pensabas que habría independencia o desapego familiar... las cosas que uno gana y que va perdiendo entre recuerdos, nostalgias, crecer.... lo que duele y lo que el tiempo va dejando detras de nosotros.


    me lo voy a apuntar

    ReplyDelete
  5. Coincido con lo que dices punto por punto, Jo, el apego familiar es el más poderoso que existe.
    esta novela no te va a defraudar. :)
    ¡Un saludo!

    ReplyDelete
  6. ...

    Aún no la termino. Me comió el seso El túnel de Sabato.

    Saludos, bella Andromeda.

    Mafalda

    ReplyDelete
  7. ¡Hola, Mafalda! Cuatro hermanas es una novela amena y entretenida pero me parece que El túnel es muy superior, me alegra que lo hayas disfrutado.
    ¡Un abrazo!

    ReplyDelete
  8. Creo que esta novela me gustaría mucho. Algunos aspectos que enfatizas en la reseña son precisamente lo que me gusta encontrar en los libros.
    Saludos

    ReplyDelete
  9. Es una obra muy amena y pintoresca, Adam,si te animas espero que te guste.
    Gracias por la visita, un saludo. :)

    ReplyDelete
  10. Me encantó esta historia, amena y muy bien escrita.
    Muy recomendable.
    Un saludo
    Teresa

    ReplyDelete
  11. Hola, Andromeda, gracias por pasar por mi blog. Te comento que el libro puedes descargarlo allí mismo.
    Saludos

    ReplyDelete
  12. Muchas gracias por la visita, Teresa. :D

    Así lo haré, Adam, muchas gracias.

    ReplyDelete
  13. Este lo he leído. Me resultó casi fascinante la capacidad de la autora para llevarme de la mano de esta historia que es todo lo contrario a trepidante pero que me iba dejando con la sensación de... y qué más? de quien se sienta a escuchar una historia. Como te digo un libro que puede no estar lleno de emociones pero si de sentimientos,
    Un abrazo

    ReplyDelete
  14. Lo leí ahora en el verano y me encantó...mi mamá ahora está enganchada con él, y dice que le recuerda mucho la vida que ella llevó también en su juventud.
    Excelente reseña ¡gracias!
    Un beso,
    Ale.

    ReplyDelete
  15. He tardado tanto en llegar aquí!! Me chifla como escribes, Andromeda...es como perderse en un buen libro...entre palabras entrelazadas con sentimientos. Este libro me ha llamado siempre mucho la atención...pero finalmente nunca me atrevo a leerlo. Quizá lo deje para el verano que viene.
    Las familias, lo que hay tras cada miembro...las huellas que la propia familia te deja para futuras relaciones...todo esto...es importante y no somos, a veces, conscientes de lo mucho que afecta a nuestra vida...luego parece que estamos escapando de ser quienes nos han hecho ser...y buscamos descubrir quienes somos realmente.
    Un besin grandísimo...espero que no tardes en volver.

    ReplyDelete
  16. Hola, Mientrasleo (perdón por tardar tanto en responder), coincido con esas sensaciones que tan bien describes y que son precisamente las que me llevaron a buen término con esta obra.
    ¡Abrazos!

    Ale, qué gusto leerte, me alegra que les haya gustado este libro, es un disfrute al 100%. :)
    ¡Besos!

    ReplyDelete
  17. ¡Maríaaaaaaaaa querida!! Mil gracias por tus palabras, tú eres una gran maestra en descripciones evocadoras, coloridas y fragantes. ¡Este libro seguramente te va a encantar!!

    He abandonado el blog pero nunca del todo, aunque tarde meses en volver. :P Como siempre, la intención de retomarlo en forma regular no me abandona, espero conseguirlo.
    ¡Muchos besooooooooos!!

    ReplyDelete
  18. Me gusta este blog, qué pena que no haya la pestaña para seguir :)

    ReplyDelete
  19. Mil gracias, Jorge, voy a tratar de resolverlo.

    ReplyDelete
  20. Parece estar muy bien. Lástima de la traducción del título.

    ReplyDelete