Indignación – Philip Roth


Mondadori, 2009.
Escritor norteamericano, 1933. 

Indignación es una novela que retrata fielmente la anulación del ser humano, en este caso propiciada por la rigidez e hipocresía del sistema universitario estadounidense imperante en 1951. 

Está narrada en primera persona a la manera de memorias del protagonista de cara a la muerte. Se trata de una historia que empieza rememorando tiempos felices para continuar con una lucha destructiva iniciada en el presente por la repentina inquietud del padre ante la seguridad del hijo; una obsesión enfermiza que termina por alejar al joven Marcus Messner de su familia para continuar sus estudios en la universidad de Winesburg, Ohio, a 800 kilómetros del hogar. 

"Ansiaba ser un adulto, un adulto instruido, maduro, independiente, que era precisamente lo que aterraba a mi padre, quien, incluso mientras me impedía la entrada en nuestra casa para castigarme porque empezaba a probar las más nimias prerrogativas del adulto joven, no podía haber estado más orgulloso de mi entrega a los estudios y mi singular posición en la familia como estudiante universitario." 
Messner se instala en la nueva institución educativa y pronto empieza a enfrentarse a sucesos en los cuales sus convicciones tambalean; la moralidad de la época ha dejado su huella y por eso no logra encontrar una buena explicación al comportamiento liberal de la joven que le atrae, entre otras cosas.  Sus esquemas, sin embargo, empiezan a cambiar adaptándose en lo posible a las nuevas circunstancias. 

Otros sucesos más ordinarios como podría ser la solicitud de un cambio de habitación por tener un compañero ruidoso, aunados a las ideas aún inmaduras y algo extrañas de un chico que a pesar de todo conserva la lógica que el propio decano de la universidad desconoce, lo llevan a iniciar un camino peligroso que lo conducirá hacia lo que desde un principio deseaba evitar: su probable participación y encuentro con un destino adverso en la Guerra de Corea.

Quienes le rodean se manifiestan como seres ajenos a su persona y a lo largo de la trama se exponen muchas preguntas y pocas respuestas: todo se vuelve un "acabar de descubrir" para el joven Messner. 
Uno de sus compañeros intenta disuadirlo demostrándole que la otra cara de la moneda radica en "no tomar las cosas tan en serio", pero la sangre hierve con pasión en Marcus al enfrentarse a las incongruencias del sistema y de los demás. El vacío resultante lo lleva a recluirse cada vez más en sí mismo y en los reducidos espacios que elige para desenvolverse; la inexperiencia no permite que el chico decida optar por la dosis de sumisión a la que el ser humano acude por mera conveniencia en tantas ocasiones en que la búsqueda de la supervivencia se vuelve apremiante.  

Philip Roth elabora un cuadro estupendo de una estructura universitaria incoherente en la cual se necesita de mucha astucia para poder sobrevivir; la inocencia de un chico que toma la opción de defenderse de las injusticias y de hablar con la verdad va definiendo los acontecimientos en forma funesta. Marcus Messner no es más que un ser solitario que desea tranquilidad para estudiar, evitar la guerra y salir adelante. Estas premisas tan sencillas en apariencia se transforman en una cadena de acontecimientos de pesadilla en un mundo donde la comunicación verbal es deficiente; los oídos, sordos, y la frágil condición humana completamente expuesta al farisaico escrutinio ajeno. 

3 comments:

  1. Roth me encanta. No has traído uno de sus libros más fáciles pero si de los más claros. Actos que transforman y sociedades que siempre miran donde quieras que deben
    Besos

    ReplyDelete
  2. Quedé impresionado con el argumento de Pastoral americana. Esa capacidad para desarrollar temas, describir situaciones, plasmar la sociedad acomodada yanky. Imagino, por lo que leí de tu impecable reseña, que Indignación sigue en esa tesitura.
    saludos Andrómeda.

    ReplyDelete
  3. Muchas gracias por pasar y comentar, Mientrasleo, coicido con lo que dices, no se trata de un libro fácil a pesar de su aparente sencillez.
    Saludos :)

    Hola, Mario, ese libro es una de mis pendientes, voy a tratar de leerlo pronto.
    Mil gracias por la visita. :)

    ReplyDelete