Recuento de lectura

Recuento 2020

1. El collar de la princesa Fiorimonde y otros cuentos (cuentos victorianos) - Mary de Morgan
Cuentos de hadas muy originales que exploran el mal y los pesares que atormentan a los personajes hasta que encuentran la redención purgando, más que sus culpas, las de otros seres a quienes pueden o no amar. 
Bella edición de José J. de Olañeta con preciosas ilustraciones de Walter Crane.

2. Crónica de las tres hermanas (cuento mágico)Johann K. A. Musaeus
Este es uno de los Cuentos populares de los alemanes recopilados por K. A. Musaeus (1735-1787), los cuales constituyen el antecedente más cercano de los fabulosos cuentos de Grimm.
La Crónica de las tres hermanas es un cuento de hadas precioso en el que habitan bosques encantados y personajes terribles que viven bajo los hechizos más perversos. Como ocurre con casi cualquier historia de este tipo, también aparece la buena voluntad del ser valeroso que se apresta a rescatarlos. Y así, una acción noble se va encadenando a otra para en un momento dado dar lugar a la ansiada recompensa. Esta es también una maravillosa edición ilustrada de José J. de Olañeta. 

3. 
Siddhartha - Hermann Hesse
Es un libro en el que se maneja con gran lirismo el sentido de la vida, el desapego a las cosas mundanas para lograr la trascendencia espiritual. Es mi segunda lectura después de varios años y valió mucho la pena. 

4. Las cosas que perdimos en el fuego - Mariana Enriquez
Mariana Enriquez recorre en estos relatos el lado oscuro de las ciudades y de los seres que viven en sus historias. Se van sucediendo etapas complejas de adolescentes, estampas sobre los peligrosos barrios marginales que plasman sucesos horribles, fanatismo, hambre, desequilibrio psicológico, drogas y alcohol en un estilo muy claro, directo y realista.
El conflicto en esta obra puede abarcar vidas miserables, el sentimiento de culpa, gente sin rumbo y estratos sociales muy marcados, pero el libro guarda sorpresas al menos a quienes, como yo, incursionamos por primera vez en la narrativa de la escritora argentina: cuando se empieza a pensar que esto va de lo bajo, cotidiano y enfermizo, aunque humano, aparece el horror de una casa embrujada que absorbe las conciencias e incluso a individuos completos que hayan tenido el malhadado infortunio de conectar sus espíritus con ella.
Horrores reales y sobrenaturales se van alternando en historias a menudo inacabadas que sin embargo van desgranando aspectos cruciales a los que se enfrentan los personajes.
Se profundiza también en las relaciones de pareja, matrimonios desdichados que en su mayoría destacan a las figuras femeninas como determinantes para mostrar una psicología que no logra empatizar con el grosero proceder masculino. 
Muy recomendable, seguiré leyendo a Mariana Enriquez.

5. Ardiente verano - Noelia Amarillo
No recuerdo haber leído alguna novela erótica de este corte salvo cuando encontré, en un armario abandonado y lleno de revistas muy viejas, cierto librito que me dejó con el ojo cuadrado. Habré tenido unos 13 años. Mi referencia más reciente de erotismo está quizá en Elogio de la madrastra y Los cuadernos de don Rigoberto, de Vargas Llosa, obras que no tienen nada que ver con ese otro tipo de “erotismo” tan explícito y nada pretencioso. 
Este libro de Noelia Amarillo es parecido a aquel que encontré en el armario: un libro que describe con empeño los avatares de la sensualidad, que resulta bastante inverosímil en buena parte de la trama, que describe con mucha gracia un pueblo pintoresco y que, eso sí, entretiene muchísimo. 
Por primera vez me encontré en una encrucijada al intentar puntuarlo en Goodreads (que admite como máximo cinco estrellas). Pensé que a esta obra sin aspiraciones literarias podría darle una estrella o quizá dos, mientras que en entretenimiento se llevaría las cinco.

6. El dios de las pequeñas cosas - Arundhati Roy
Aunque al principio casi lo dejo porque la trama no me estaba diciendo nada interesante, en un momento dado el asunto cobra fuerza y todo se acomoda para mostrar una historia muy humana, triste y con una crudeza que deja el corazón encogido. 
A ratos se hace pesado porque alarga mucho las cosas, a pesar de eso tiene un gran manejo del lenguaje metafórico-descriptivo y de los planos temporales que se suceden con fluidez. Aquí la introspección psicológica que podría esperarse queda subordinada ante la inmensidad de los acontecimientos narrados.  
Este era uno de mis eternos pendientes, me alegra haberlo leído aunque quizá no se lo recomendaría a todo el mundo...

7. Penélope y las doce criadas - Margaret Atwood
Me gustó mucho esta reinvención de la parte femenina de La Odisea encarnada en la figura de Penélope. Atwood pone la voz de los sucesos en manos de la esposa de Odiseo y de un coro formado por las doce desdichadas que perdieron la vida en forma muy injusta. De alguna manera se intenta desentrañar este asunto aunque los sucesos en torno a la protagonista se llevan buena parte del libro y no tanto el tema de las criadas que llega a resultar algo redundante.
Las criadas claman por alguna reivindicación, pero el argumento brinda más de una posibilidad en torno al terrible castigo recibido y las posibilidades quedan abiertas.
No todos los matices de esta obra me parecieron tan buenos, pero en conjunto me encantó haberla leído.
El título original es The Penelopiad, de inmediato pensé en La orestiada y que hubiera sido fabuloso ver a esta otra obra traducida como "La penelopiada".

8. Locke & Key, Vol 1: Welcome to Lovecraft - Joe Hill (hijo de Stephen King), ilustraciones de Gabriel Rodríguez
Me encantó esta primera parte de esta historia (comic 1 al 6) y no se quedan atrás las ilustraciones que destacan por unas expresiones faciales tan bien logradas que lo dicen todo.
La dura situación que han vivido los personajes hace que conectemos con ellos mientras viajan al pueblo de Lovecraft, Massachusetts. Ahí habitarán la antigua casa familiar, Keyhouse, donde se verán envueltos en una espiral oscura y sobrenatural que terminará por dominarlo todo. 
Por cierto que en la serie de Netflix el pueblo se llama Matheson y no Lovecraft, al parecer en honor a este otro escritor (seguramente ambos favoritos de Hill).

9. La tela de araña - Joseph Roth
En esta obra se reflejan los tiempos turbulentos que siguieron a la Primera Guerra Mundial. Se trata de la historia del oficial alemán Theodor Lohse, un hombre cuya vida va dando giros inesperados que terminan por desvelar del todo su personalidad infame. Son tiempos en los que para muchos hay que aprovechar circunstancias propicias y pasar por encima de cualquiera sin el menor escrúpulo. Me gustó como reflejo de una época.

10. La peste - Albert Camus
Cualquier interpretación simbólica que se la haya dado a esta obra en tiempos pasados queda completamente eclipsada ante la pandemia presente. Se narra la cruda realidad que fue un hecho en otras épocas y que ha cobrado vida en el momento actual en forma similar.
En el libro esta peste, surgida a partir de ratas y pulgas, hace que todo ser humano en dicha ciudad se enfrente a lo inesperado, a la escasez, a la desesperada necesidad de ayuda que algunos siempre están dispuestos a otorgar.
Es necesario hacer una pausa, afrontar el miedo y reconsiderar a fondo la propia existencia.

 11. Judas - Amos Oz
Soy incondicional de este autor, me encanta todo lo que escribe.
Este libro tiene tres hilos narrativos, en uno se cuenta la historia de un joven que está haciendo una investigación sobre la figura de Judas, en otro el autor aprovecha para hablar del conflicto palestino desde su punto de vista pacificador (este me parece que es un tema recurrente en su obra).
Y el tercero: la historia del propio Judas desde un punto de vista distinto al que enseñan desde el cristianismo.

12. La amiga estupenda - Elena Ferrante

13. Un mal nombre - Elena Ferrante

14. Las deudas del cuerpo - Elena Ferrante

15. La niña perdida - Elena Ferrante

16. Locke & Key, Vol 2: Head Games - Joe Hill, ilustraciones de Gabriel Rodríguez
Segunda parte de la serie Locke & Key, la maldad personificada sigue presente en la vida de la familia Locke y la magia de las llaves se manifiesta con una en particular que abre el cráneo en dos partes y que permite extraer malestares psicológicos, pesadillas y seres horrendos que habitan los pensamientos. De la misma manera se puede añadir conocimiento con facilidad. Yo necesito una llave de esas...

17. Locke & Key, Vol 3. Crown of Shadows - Joe Hill, ilustraciones de Gabriel Rodríguez
Dodge, el espíritu maldito que pretende dominar las llaves de la casa y que se ha encarnado en un ser que se hace amigo de la familia, busca desesperadamente la llave negra para terminar por someter y arrasarlo todo. 

18. Yo, Tituba, la bruja negra de Salem - Maryse Condé
En esta obra el maltrato a los negros destaca por sobre cualquier otra temática. En segundo lugar aparece la hechicería por medio de la cual se da el contacto casi permanente con el más allá y, en tercero, la sexualidad que parece dominar por completo al personaje femenino. Me pareció muy interesante y la parte histórica muy bien lograda. 

19. La Cata - Roald Dahl
Seis invitados a comer en la casa de Mike Schofield esperan que se haga, como siempre, la famosa apuesta que lleva al triunfo a uno de los invitados: el experto Richard Pratt. Este año los ánimos se caldean ante la dificultad de acertar en el vino en cuestión y la apuesta se vuelve descabellada... Me encantó el relato y además las ilustraciones de Iban Barrenetxea son preciosas (la edición es de Nórdica). 

20. Esperando a mister Bojangles - Oliver Bourdeaut
Se trata de una historia contada en forma alegre, incluso festiva, pero que en realidad contiene un trasfondo tan trágico que resulta abrumador. 
Muy recomendable. 

21. Riquete el del copete - Amélie Nothomb
Empecé esta obra con ilusión porque ya había leído Barba Azul que me encantó, pero debo decir que terminé muy decepcionada porque Nothomb no supo o no quiso darle un cierre adecuado y la parte que yo más esperaba quedó completamente desdibujada y apresurada. Es mucho mejor el cuento de Perrault en la brevedad que este remedo.

22. Soy leyenda - Richard Matheson. Novela gráfica
Leí el libro hace varios años, así que me di la oportunidad de leer ahora la novela gráfica. Los estados de ánimo y los sucesos en torno a Robert Neville se apoyan en los expresivos dibujos de Elman Brown en blanco y negro y el conjunto resulta excelente. La notable adaptación es de Steve Niles.

23. El librero - Roald Dahl
Este relato también de Nórdica creo que me gustó aun más que La cata. Se trata de la historia de un librero y su secretaria. En la librería viven días de gran ocupación a pesar de que casi no hay clientela. Lo rentable es otra actividad en la que trabajan con fervor en la trastienda: la estafa. 
Las ilustraciones de Federico Delicado me parecieron muy originales. 


1 comment:

  1. Coincidimos con tres libros, Atwood, Mariana Enriquez y Noelia Amarillo. ;) Evidentemente ésta última es puro entretenimiento pero a mí me entretuvo y me sorprendió porque no tiene mal gusto. Es una lectura que se podría repetir. De Mariana Enriquez tengo pendiente el último que ha publicado "Los peligros de fumar en la cama". Y de Margaret Atwood me quedan muchos todavía.

    ReplyDelete